martes, 4 de agosto de 2009

Me estoy quitando

Foto: Yo, justo antes de la bajada a Sa Calobra. Mallorca, julio 2009
Sí, a pesar de lo que diga mi camiseta, me estoy quitando —“ambicia’t”, en catalán, juego de palabras intraducible que vendría a ser algo así como “envíciate” y “con bici”, para promocionar el uso de las bicicletas en mi ciudad, burda copia, aunque con buenas intenciones, pero sin presupuesto, del magnífico Bicing barcelonés. — Digo que me estoy quitando y por eso aparezco con los ojos tapados como un toxicómano en rehabilitación, y eso era lo que yo pensaba esta mañana, que me estaba quitando de viajar, porque hacía tiempo que no salía por ahí a recorrer el mundo, aparte de los viajecitos cortos a Mallorca, a Valladolid, a Valencia o a Alicante a visitar amigos y familia; pero me he dado cuenta de que no, de que la apatía que llenaba mis días, se ha visto alterada cuando mi hombre ha puesto en mis manos la posibilidad, todavía por concretar, de viajar en nuestras vacaciones al sudeste asiático o al sur de África.

Y es que ésa es mi droga, viajar, y empaparme de todo lo que veo, sólo contemplando y aprehendiendo. Prometo que en el próximo viaje me quitaré la venda y volveré a mirar el mundo como rueda. Ah! Y si puedo os lo cuento.

Que tengáis un buen día, viajeros.

Entrellat
Por cierto, ¿habéis visto mi libro? Si queréis echarle un vistazo aquí está el link http://franrueda.bubok.com/

3 comentarios:

podi dijo...

Como decía la canción, "el viajar es un placer".

Es fantástico, ver cosas nuevas, observarlas, no juzgarlas, disfrutarlas y comprobar que el mundo no es tan diferente como "aquí", pero que sí tiene matices que lo hacen singular en cada sitio.

El sudeste asiático, mi último destino "en hace poco" (China, Shanghay, Hong-Kong, Shuzhou, Yangzhou, Guilin,...). Todo magnífico...!!

podi-.

Alma Mateos Taborda dijo...

Nada más bello que viajar por lugares bellos. Renuevan las energías para continuar luego con las tareas de siempre. Un abrazo, muy bello tu blog.

Manel Aljama dijo...

De viajar por lo largo y ancho de este mundo yo no me quitaría nunca. Con el paso de los años y si no se descubre el gen de la inmortalidad, podremos decir: "que me quiten lo viajado"