sábado, 17 de diciembre de 2011

Frida por horas

Foto: recorte del diario
El jueves pasado uno de mis relatos cortos obtuvo el primer premio de la tercera edición Concurso de relatos cortos del Diari de Terrassa. Ya os podéis imaginar cómo me siento de contento. Este es el relato:
Frida por horas

Desde la ventana de su habitación, Ana miraba el manzano sin hojas del jardín. La ropa completamente negra y las lágrimas que resbalaban por su cara le devolvían el dolor y el vacío por la muerte de su marido. Bajo aquel manzano había enterrado a Frida, la perra que viajaba junto a él en el coche cuando tuvo el accidente de tráfico, y luego, dos meses después, cansada e incapaz de tomar una decisión sobre el destino final de los restos de su marido, había esparcido las cenizas de él bajo el mismo árbol. Ahora las manzanas iban cayendo al suelo día tras día, pero ya nadie las recogía.

A parte de la tristeza, su marido le había dejado en herencia la hipoteca de la casa y alguna que otra deuda más, que, una vez agotados los ahorros, Ana difícilmente podía pagar con su precario sueldo de camarera. Hacía seis meses había intentado vender la casa y comprar algo más pequeño para ella y sus dos hijos, pero cada vez que miraba el manzano del jardín, inmediatamente la idea de la venta dejaba de tener sentido.

Ana volvió a correr las cortinas y siguió vistiéndose. El color negro de aquella ropa le hizo sentirse como una viuda vestida de luto, pero cuando levantó la cabeza y se miró al espejo, el sujetador de cuero negro, aquella falda tan corta llena de tachuelas y la gabardina también de cuero negro, la empujaron a la realidad. Ana cogió el collar de pinchos de Frida y se lo puso en el cuello. Aquel collar de perro era el complemento que daba el toque final a su uniforme, lo que le daba fuerza para representar su personaje. Ahora le tocaba defender a ella a sus cachorros, que dormían plácidamente en el piso de abajo. Ahora, tal y como se podía leer en la sección de contactos del diario, ella era Frida por horas.



10 comentarios:

Manel Aljama dijo...

Me llena de orgullo y satisfacción felicitarte por el premio. Espero que no te hayan pedido la dirección de Frida ;)
Ahora sin bromas. Explicar algo dentro de las limitaciones de 200, 350 o poco más es un reto. Una novela cuesta, pero un cuento y cuento resumido al mínimo, también.
Participar en concursos y ver que tu obra destaca es como dicen "me gusta" y ganar, bueno, ganar "ya es la hostia".

Un abrazo.

podi -. dijo...

Moltíssimes felicitats!!

PODI-.

Josu Sein dijo...

¡¡¡Pero qué bien te va!!! :-)

Me han entrado ganas de releer tu libro.

JoanBarcelona dijo...

Bravo por Frida....y por ti, por supuesto!

Un abrazo, guapetón!

Y a ver si, de una vez, quedamos en Egara!

J.

joão dijo...

no me sorprende que seas el ganador! además has seguido la tradición según la cual las manzanas son peligrosas para las mujeres: primero fue Eva, luego blancanievas y ahora, por obra de tu imaginación Frida!

un beso, el cuento es perfecto, pero menos que tú!

con cariño, joão

soycubbear_43 dijo...

Felicidades, conseguir en tan corto espacio algo tan bien narrado no es para nada fácil.

Saludos

y mis acostumbrados miles de besitos

Hans dijo...

Enhorabuena por tu relato.
Corto, triste pero tierno y a la vez tremendamente duro. Provoca econtradas emociones. Me ha gustado mucho.

Besossssssssssssssss

Peter Gris dijo...

ENHORABUENA!
Un premio totalmente merecido, impresionante.

Enhorabuena una vez más.

Besos

Anhermart dijo...

Enhorabuena, me alegra que de vez en cuando se les ocurra premiar el talento. Muy buen relato, carente de artificios, directo y con "final feliz" para el lector ya que sorprende el giro que da.
Saludos.

Manel Aljama dijo...

Hola
Fa temps que no penges res nou!
Dormint els llorers de l'Arcàdia dels premis?
Volem més!